Saltar al contenido

¿Cómo usar una Brújula? GUÍA FÁCIL 2021

como guiarse con una brujula. como manejar la brujula

A pesar de la precisión y la tecnología que nos ofrecen los GPS, es fundamental saber cómo orientarse con un mapa y una brújula a la hora de ir de camping o hacer un viaje.

Los aparatos electrónicos son vulnerables al fallo y requieren baterías para su uso. Saber cómo guiarte con una brújula, es una habilidad básica que siempre te será de utilidad, aún en tiempos modernos.

¿Qué son las brújulas?

Antes de aprender cómo guiarte con una brújula, veamos unas definiciones muy básicas.

Las brújulas (¿sabías que también se les llama saetas?) son instrumentos que te permiten conocer el norte magnético de la Tierra.

Recordemos que la brújula no apunta al norte geográfico de la Tierra, sino al norte magnético, el cual se crea por las corrientes de convección que discurren en su núcleo de hierro.

Este norte magnético, por lo tanto, no es fijo y se encuentra en continuo movimiento, por lo que es necesario hacer ajustes de las referencias y conseguir el norte geográfico o norte verdadero.

Partes de una brújula

Los componentes básicos de una brújulas son:

como usar una brujula en un mapa
  • Flecha de dirección (triángulo rojo en la imagen de arriba).
  • Regla. Por un lado está marcada en centímetros y por el otro en pulgadas.
  • Limbo giratorio (indica los 4 puntos cardinales y los grados).
  • Aguja magnética. Es la aguja que gira y su extremo rojo indica el norte magnético.
  • Flecha que indica el Norte en el limbo móvil. (En la imagen la flecha roja alargada apuntando hacia la N). Esta flecha y el limbo giran en conjunto.
  • Soporte transparente. Muy útil para facilitar la lectura sobre mapas.

En este sencillo, pero excelente vídeo de Sikana vamos a ampliar más la información:

¿Qué son los mapas?

Los mapas son una simple representación gráfica de un territorio sobre una superficie bidimensional, la cual puede ser plana, poliédrica o esférica.

¿Por qué son importantes las brújulas y los mapas?

En caso de que vayas de vacaciones o de viaje, por zonas que tal vez no conozcas a la perfección o estés en un lugar en el que te pierdas las marcas, un mapa y una brújula serán sumamente útiles.

También puede ocurrir que el aparato electrónico que lleves para poder ubicarte, deje de funcionar o se quede sin batería. Aquí es donde estas dos herramientas llegan al rescate.

Entonces saber cómo orientarte, hace una gran diferencia para regresar o continuar un viaje sin inconvenientes.

Con estas 2 herramientas, podremos orientarnos de forma más natural y acorde a nuestras capacidades.

Y es que toda aventura con la naturaleza, debe empezar con conocer en dónde nos encontramos, sentir el ambiente y su espacio, y ver todo desde la forma más tradicional.

La orientación no solo nos servirá en caso de problemas o para transitar por lugares desconocidos, también es una actividad única y entretenida, como pocas.

La orientación es algo muy básico, especialmente a la hora de realizar cualquier aventura en la naturaleza, siendo un aspecto que nadie debería ignorar.

Orientarnos con mapa y brújula nos permitirá saber qué dirección debemos tomar y cómo seguir un rumbo determinado.

¿Cómo usar una brújula?

como usar una brujula militar

Para empezar recuerda que en el caso de la brújula, esta nos indica el norte magnético. Por su lado, los mapas indican el norte geográfico.

Al ángulo que forman el norte geográfico (en el mapa) y el norte magnético (en la brújula), se le denomina declinación magnética. Esta declinación varía a diario, según cambia el campo magnético terrestre.

Ahora procederemos a explicar, paso a paso, el sencillo proceso de orientarnos en un mapa y saber seguir un rumbo con una brújula.

Lo primero es saber orientar un mapa con la brújula

como se utiliza una brujula
  1. Ponemos el mapa en un lugar plano o lo podemos sujetar con nuestras manos.
  2. Nos aseguramos de que, en la brújula, el norte del limbo giratorio (la letra N), esté bien alineado con la flecha de dirección (aproximadamente como la 1ª foto más arriba).
  3. Ponemos la brújula sobre el mapa (es recomendable tener una brújula de mapa con placa transparente, como la que ves arriba en “partes de una brújula”).
  4. Alineamos la flecha del norte del limbo y la flecha de dirección, con el norte del mapa (la parte de arriba indica el norte).
  5. Rotamos la brújula y el mapa a la vez, hasta que la aguja magnética queda integrada dentro de la flecha fija, que señala la N en el limbo móvil.
  6. De esta forma, el mapa quedará orientado hacia el Norte y se podrá identificar los desniveles del terreno y cuál es la dirección o rutas que debemos seguir.

Seguir un rumbo con mapa y brújula

como orientarse con una brujula en el campo

Debemos tratar de conocer el punto aproximado en el que nos encontramos, de esa forma, si nos perdemos, sabremos ubicar el lugar cercano del que partíamos.

Es recomendable no esperar a perdernos para intentar orientarnos, sino ir consultando nuestra ruta poco a poco.

Existen diversas formas de ubicarse, pero te indicaremos a continuación una forma fácil para saber cómo se usa una brújula sencilla:

  • Ponemos la brújula sobre el mapa, de forma que el lateral (la regla), una el punto en el que nos ubicamos y el destino al que debemos dirigirnos.
  • Rotamos el limbo móvil hasta que la flecha fija del limbo coincida con el norte del mapa (paralela vertical). De esta manera, estamos indicando a la brújula, el ángulo que existe entre el norte y nuestro destino.
  • Procedemos a guardar el mapa y echamos a andar la brújula (el ángulo entre el norte y nuestra dirección).
  • Mientras tengamos la aguja magnética de la brújula, dentro de la flecha fija del limbo móvil, que indica el norte, la flecha de dirección de la brújula nos indicará nuestro rumbo.

Hay que recordar que, en la naturaleza, muy rara vez existen los rumbos rectos.

Por lo tanto, durante nuestro camino, tendremos que variar en muchas ocasiones la dirección, porque habrá diversos obstáculos, montañas y más, que nos impedirán seguir rectos. Pero podremos elegir puntos intermedios más cercanos, hasta alcanzar el punto final más alejado y con más obstáculos entre el camino.

Ya detallados estos puntos básicos, podrás estudiar y conocer más a fondo, sobre otras operaciones básicas para orientarnos con brújula y mapa.

Esta es la base para todas las personas que realizan excursiones al aire libre, van de camping en caravanas o autocaravanas, o disfrutan de la naturaleza en sus ratos libres.

Por lo tanto, ¡nunca olvides un mapa y la brújula apropiada!

Y para terminar, otros dos excelentes vídeos de Sikana Es.

Conclusión

Hace no mucho tiempo, para encontrar a un aventurero perdido en la naturaleza o guiarse a través de caminos desconocidos, la brújula y un mapa, eran las herramientas utilizadas para esos fines y esta es una habilidad que hemos ido perdiendo progresivamente.

La orientación con una brújula y un mapa, es algo que muchos desconocen, en especial por la aparición de las nuevas tecnologías, donde el móvil y el GPS han desplazado a las herramientas clásicas, aunque como hemos visto es fácil llegar a aprender esta habilidad y empezar a usarla en tu siguiente viaje. Puedes empezar aprendiendo cómo se usa una brújula sencilla e ir avanzando progresivamente a medida que adquieres más práctica. En siguientes entradas veremos cómo guiarse sin brújula.

Anímate, consigue la tuya y empieza a practicar para que sepas cómo interpretar una brújula cuando más lo necesites.

A continuación, te puedes comprar las brújulas que hemos utilizado para la creación de este artículo.